domingo, 14 de mayo de 2017

El hilo rojo del destino

Dice una leyenda de Asia que un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancia. El hilo se puede estirar o contraer, pero nunca romper.Y con el tiempo nos encontramos. 

Me parece tan preciosa esa leyenda que me la creo. Además, pienso que me funciona. Creo que estamos conectados a otras personas y que sin saber por qué ni cómo al final nos encontramos. Y que si nos distanciamos por el motivo que sea y nos volvemos a encontrar es porque el hilo no se ha roto, simplemente se ha enredado...

Me gusta este tipo de leyendas. Las románticas, las que tienen que ver con el amor, la amistad, la familia, la suerte...No creo en ella por falta de inseguridad ni por darle un sentido a todo. No creo en las casualidades, creo que las cosas pasan por algo y si alguna vez no encuentro explicación a cualquier cosa, al final el tiempo me da la respuesta.

En cuanto al invisible hilo rojo sí me pasa. Tengo un amigo de hace muchos años. La relación de amistad la sostiene el hilo rojo. Pasa el tiempo y no nos hablamos, no sabemos el uno del otro, de repente nos hablamos durante varios días, nos prometemos tener más contacto, y el hilo se tensa y no ocurre, se enreda y se desenreda y volvemos a tener contacto. Nos enfadamos pero ni uno ni el otro rompe ese hilo. 

Soy una romántica y la idea de pensar que ese hilo rojo me conecta a personas que volverán, que están por conocerlas o que siempre me tendrá conectada a alguien especial me gusta.

¿Y a ti? ¿Crees en ese hilo rojo? ¿De qué color es tu hilo? 


2 comentarios:

  1. por qué será que me recuerda a mi historia? jejeje ojalá mi hilo no se haya roto y solo se haya enredado. ains... buena entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha enredado, ya lo verás...Tengo ganas de que me cuentes que así ha sido. ¡Gracias por comentar! Y feliz fin de semana. Un saludo.

      Eliminar