sábado, 12 de agosto de 2017

Tengo ganas...

Tengo ganas de llamarte.
Tengo ganas de que me respondas a la llamada.
Tengo ganas de comprarme muchos perfumes para luego ponerme solo uno.
Tengo ganas de estrenar labiales rojos y maravillarme de lo guapa que me hacen.
Tengo ganas de comer helados de sabores nuevos, de esos que nunca me atrevo a elegir.
Tengo ganas de ti
Tengo ganas de atreverme a hacer un viaje sola. Sin llorar ni un solo día por probar la soledad.
Tengo ganas de leer libros buenos. Y de ver películas reveladoras.
Tengo ganas de saber qué piensas en realidad de la última foto que te envié.
Tengo ganas de olerte y que ese recuerdo me quede para siempre.
Tengo ganas de cocinar comida rica.
Tengo ganas de estrenar zapatos nuevos.
Tengo ganas de cerrar las heridas abiertas, las que duelen, las que escuecen, las que queman.
Tengo ganas de atreverme.
Tengo ganas de ser valiente.
Tengo ganas de que me decepciones mucho para olvidarme de ti. No es suficiente con lo que me has hecho.
Tengo ganas de seguir conociendo a gente maravillosa.
Tengo ganas de perderme contigo.
Tengo ganas de encontrarme a mí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario